EL ESTADO AUTISTA

EL ESTADO AUTISTA

El enojo, la angustia, la rabia, la incertidumbre y otros sentimientos más, se entremezclan en el estado de ánimo general.

Marchas, manifestaciones, mítines, performances, editoriales, artículos, carteles; todos por igual, con mayor o menor grado de creatividad en las demandas, se ven, se escuchan, se leen todos los días en el país, ante el autismo gubernamental.

Los rumores, las suspicacias, las “informaciones” no confirmadas, se multiplican a medida que los días van transcurriendo, tratando de explicar lo inexplicable, entender lo inentendible, razonar lo irracional. La ausencia de informaciones claras, confiables, contundentes, se cubre con lo que cada quien supone, con lo que “ha oído”, con hechos del pasado, con verdades a medias, con mentiras “piadosas” cuando no con calumnias o infamias de los agoreros del desastre.

Los moderados, los intelectuales, los académicos, de manera sensata, analizan, proponen, condenan, invitan a la serenidad, a la reflexión. Exigen el esclarecimiento de los hechos, demandan justicia.

La sociedad está expectante.

El gobierno, autista.

Ninguna noticia que ayude a atemperar la situación, por el contario: Mientras más se tarda el gobierno en reaccionar, más se incrementa el enardecimiento de la sociedad.

El Ejecutivo no atina a dar un mensaje con la esperanza de justicia, por el contrario, ha expresado que, de no contenerse la situación, se “verá obligado a recurrir al uso de la fuerza pública“. Suena a amenaza, lo es. La sociedad agraviada no está en el mejor momento para escuchar eso.

La UNAM ya ha sido blanco también de las provocaciones, del atentado a su autonomía. Aún no está claro lo que en realidad pasó, pero resulta sospechoso que una averiguación, en sábado, por el robo de un celular, haya movilizado de esa forma a los “diligentes” agentes del MP y, además, armados.

Tampoco queda claro porqué el agente Luis Javier Aguiñaga Saavedra, está hospitalizado con lesiones cráneo-encefálicas si, como dicen, los “estudiantes” fueron los agredidos. Hay versiones, basadas en un video, con el agente entrando a la patrulla que lo “rescató”, que no muestran las heridas con las que aparece en la cama del hospital. Aunque la imagen es borrosa, no se aprecian las lesiones que sí se ven en la fotografía en donde aparece en la cama del hospital.

 

Las reacciones del rector de la UNAM se antojan tibias, calificó de “lamentables” los hechos, “no es deseable la presencia de la fuerza pública en nuestras instalaciones” dijo, pero no expresó una enérgica condena, como hubiera sido de esperarse. Se dijo complacido por las disculpas del GDF.

El estudiante herido Miguel Ángel Ordaz Agustín, de 31 años  fue atendido en el lugar de los hechos y posteriormente trasladado al MP para rendir su declaración. Esto, más que lamentable, es inaceptable.

Aún quedan dudas

Y, mientras tanto, el gobierno sigue autista.

 

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

CARTA ABIERTA DEL ING. C. CÁRDENAS

Publicado en OPINIONES Y REFLEXIONES | Deja un comentario

REFLEXIONES SOBRE AYOTZINAPA

Considero que la situación se ha venido agravando por la falta de certezas, por el afán de evadir responsabilidades, cuando hemos sido testigos de la torpeza con que se ha manejado todo. Apenas hoy, por darte un ejemplo, sale una alusión al caso de Ayotzinapa por parte de la Suprema Corte. Es inconcebible.

Sabemos que, en política, los vacíos no existen, se llenan, se ocupan por otras instancias y no siempre de la mejor manera.
En el caso que nos ocupa, las ausencias de certidumbre y de información confiable y certera, se han venido llenando con rumores, especulaciones, suposiciones, de buena y mala intención. Los alarmistas, desinformados y especuladores, con buenas, malas o sospechosas intenciones, han visto la oportunidad ideal para lanzar sus dardos ponzoñosos.
Afortunadamente también hay sensatos, equivocados o no, pero mesurados, que han estado analizando y proponiendo algunos enfoques.
Sin duda el gobierno ha sido incapaz. Este viaje de EPN, POR MUY IMPORTANTE QUE HAYA SIDO EN EL TERRENO DE LA ECONOMIA Y EL DESARROLLO, no podrá ver sus frutos anunciados si antes no hay un ambiente propicio para ello. En México no hay las condiciones, en este momento y con la situación en el estado en el que se encuentra, para favorecer esos propósitos.
Por otro lado, esa ausencia de EPN, si ya estaba de manifiesto con él aquí, se acrecenta y se agudiza aún más, y se le añade un elemento que flota en la percepción de todos, que al ejecutivo le importan mas los negocios que las vidas que están en juego. Es asunto de sensibilidad política, que tal vez la haya, pero muy por debajo de los intereses económicos y, eso, es muy grave y la sociedad lo percibe como desdén político.

Leí que Buscaglia decía que aproximadamente el 70 % de los municipios está en manos o coludido en alguna manera con el crimen organizado. Si partimos del hecho de que los municipios son la base de la gobernabilidad, estamos -a todas luces- en un estado de ingobernabilidad y no será, no podrá ser, que se recupere esa gobernabilidad perdida, a partir de la militarización del país o de la imposición de un gobierno policiaco.

Ha habido, como te comentaba, articulistas que han opinado y vertido sus opiniones y/o “soluciones”, con externa ingenuidad, candidez o reflejo de sus propios intereses sectoriales, como Loret de Mola o Leon Krauze ( el hijo de Enrique), que pretenden pedirle a los criminales que se porten bien para que todo se arregle.
Pero, por fortuna, hay otros mas sensatos. Lo que veo es que hay análisis, estudios, estadísticas, relatoría de hechos, anécdotas, … pero no veo que nadie tenga siquiera un viso de solución.y, bueno, me dirás, con toda razón, que no les corresponde a ellos. Cierto, pero, como te decía, ante la inacción, torpeza, lentitud y falta de claridad y confianza del gobierno, creo que debemos hacer un ejercicio para encontrar posibles vías, que nos lleven a algo concreto.

Vemos que hay enardecimiento, marchas, pronunciamientos, demandas, pero, insisto en la necesidad de articular, de darle cauce a todo eso, a través de una coordinadora nacional, de lo contrario, la atomización, con su dosis de protagonismo, nos puede llevar a una disgregación que resulte en esfuerzos vanos, que se diluyan. (¿Podría ser este el punto de apoyo del que hablaba Arquímedes?)
Hay quienes no creen en una coordinadora, porque se corre el riesgo de que los protagonismos desvíen los buenos propósitos. Tal vez tengan razón, pero creo que es  un riesgo que bien vale la pena de correr. El CNH, DEL 68, CREO QUE FUNCIONÓ MUY BIEN, HASTA QUE fueron abatidos, es un decir, con el genocidio de Tlatelolco. Hoy las cosas son diferentes y no creo que el gobierno se vaya por ese tipo de ” solución.

En fin, que no se ve solución, ni pronta ni efectiva. Pero, o se refundan las instituciones o nos refundimos todos, con el país.

Publicado en OPINIONES Y REFLEXIONES | Deja un comentario

PARA TRATAR PROBLEMAS DE ADICCIONES

Si alguna vez te has hecho alguna de estas preguntas:
– ¿Algún miembro de mi familia bebe en exceso?, ¿qué indica esta conducta?
– ¿Cómo y cuándo puedo abordar este tema sin que se sienta agredido, cuestionado o invadido?
– ¿Por qué se emborracha y siempre encuentra alguna justificación para esta conducta?
– ¿Puedo contenerlo castigándolo o de qué manera?
– ¿Siento qué puede estar consumiendo algo más, y cómo le afectará a él y al resto de la familia?
– ¿Por qué se está relacionando con este tipo de amigos?
– ¿Por qué está tan enojado?
– ¿Por qué se está aislando tanto y no quiero participar en las actividades familiares, ni hablar con nadie de la familia?
– ¿Está teniendo una conducta inadecuada, según los valores de nuestra familia?
– ¿Estoy inquieto o asustado y no sé que hacer?
– ¿En qué momento nos separamos tanto emocionalmente hablando?
– ¿Estoy contribuyendo a estas actitudes y conductas?
– ¿Qué hago con mi angustia, hablo de ella o me quedo callado?
– ¿Por qué no podemos hablar de lo que sentimos cuando algo nos duele?
 
 
VEN, VAMOS A PLATICAR.
 CONTACTA AL TELÉFONO: 04455-37-18-50-55
CON ALEJANDRA LEGARRETA
O AL CORREO:
ven.vamosaplaticar@gmail.com
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cuauhtémoc Cárdenas: ¿Qué sigue para la izquierda en México?

Cuauhtémoc Cárdenas
¿Qué sigue para la izquierda en México? es una buena pregunta de “La Zurda”, con no fácil respuesta, después de una elección presidencial cuyo resultado cuestiona la coalición Movimiento Progresista, y antes de que el Tribunal Electoral dé a conocer su fallo sobre el resultado de esa elección, pues el sentido del fallo y las decisiones que tomen, después de que éste se dé, el candidato presidencial del Movimiento Progresista y cada uno de los tres partidos políticos que lo integraban como coalición electoral, son factores que influirán sobre las acciones que en el futuro inmediato e incluso mediato emprendan las agrupaciones y en su caso los individuos que en términos políticos se ubican en ese amplio abanico de la llamada izquierda. Los renglones que vienen a continuación se escriben con la incertidumbre de cómo influirán en ese conjunto de organizaciones y personas las decisiones a que se hace referencia.

Veo varias líneas de acción, en particular para el Partido de la Revolución Democrática, que tienen que ver con su trabajo al interior de la organización y con la actividad que debe desplegar hacia el exterior, tanto en lo nacional como en lo internacional.
Empecemos por ver cuáles fueron los resultados del PRD en la pasada elección de julio: los votos del PRD en la elección presidencial ascendieron al 19.37% del total –en la elección del 2006 puede estimarse que los votos del PRD, descontando los que pudieran corresponder a los otros partidos de la coalición, ascendieron al 28 o 30% del total-; si a los anteriores votos del PRD se suman los que se dieron combinadamente al PRD-PT-MC, más los del PRD-PT y PRD-MC, el partido conjuntaría el 26.93% del total. La cifra de 31.59% de los votos que la autoridad asigna al candidato presidencial en los cómputos distritales incluyen los votos que recibió el candidato al través del PT y el MC como tales.
En lo que hace a distritos ganados, en 2006 el PRD ganó en 91, 39 en 2009 y 56 en este año. De 127 diputaciones logradas en 2006, sumadas las correspondientes a los distritos ganados y las de representación proporcional, en este julio se alcanzaron 98.
Hace tres años, en uno de los peores momentos del partido, cuando en 21 entidades no se alcanzó el 15% de los votos –de éstas, en 7 menos del 4% y en 2 menos del 2%-, hubo en la pasada elección una mejoría, teniendo menos del 15% en 12 estados y sólo en dos de ellos menos del 10%. En 2009 los votos del PRD fueron superiores al 25% en 8 estados, en este año sólo en 6.
Si de estas cifras se ven las de los distritos ganados por el PRD, que reflejan directamente los logros para atraer el voto ciudadano, se puede decir que fueron insuficientes para alcanzar al menos los resultados del 2006, pues fue en 35 distritos menos donde se tuvieron números ganadores. La última campaña de afiliación, que se dejó en manos de una empresa privada, no parece haber sido lo efectiva que debiera.
No ha habido en el curso de un sexenio, para no ir más atrás, trabajo de organización que hubiera permitido ampliar y consecuentemente fortalecer las bases ciudadanas y territoriales del partido. Donde las votaciones han sido bajas, siguen siendo en lo general bajas.
Por otro lado, el PRD no supera su condición de partido de confrontaciones internas y de cuotas para la asignación de cargos y oportunidades según los pesos relativos de las corrientes, que para colmo de males se oficializaron y se les dio vida estatutaria en su condición de sectas. Como ejemplo más reciente están las designaciones de coordinadores de los grupos parlamentarios que habrán de tomar posesión de sus cargos el próximo 1° de septiembre, que no fueron elegidos por sus propuestas o por otras razones que no fueran los equilibrios de los agrupamientos internos, que se componen y recomponen en función sólo de los intereses personales de los dirigentes o, en el mejor de los casos, de los particulares intereses de los grupos. Ni país ni partido han contado en estos casos. El partido de tribus y cuotas, de sectarismos y oportunismos, de clientelas y no de militancias libres y conscientes, está destinado al achicamiento y a los fracasos.
En fin, el PRD y si se quiere el conjunto de organizaciones partidarias de la llamada izquierda, si en realidad pretenden convertirse en alternativas de poder en lo nacional, deben realizar un serio e intenso trabajo de afiliación y organización por todo el país. En el caso del PRD, a partir de la reconstitución y la formación de nuevos comités de base, que sean los que den vida a los comités municipales y estatales. Debe empezarse por ver qué queda de comités de base, dónde deben crearse nuevos y esta labor sólo será efectiva si se dejan de lado actitudes sectarias y se busca abrir el partido a nuevos militantes, convencidos de sus principios y de que sus dirigentes actúan en función de ellos.
El PRD debe ser un partido con una línea política clara, que así se vea desde dentro y desde fuera, acorde y congruente su acción con su declaración de principios y con el llamamiento que originariamente se hizo para su constitución. Debe ser un partido de propuestas, en lo nacional, estatal, municipal, regional, internacional, etc. Un partido con iniciativa y compromiso permanente. La acción, sobre todo, de quienes tienen responsabilidades de dirigencia partidaria, de gobierno y legislativas, debe ser de absoluta transparencia. Deben, por cierto, revisarse los mecanismos estatutarios de rendición y exigencia de cuentas.
El PRD debe ser un partido de una sola línea. En función de ella deben actuar las dirigencias nacional, estatales y municipales, los gobiernos del partido, sus legisladores federales y locales. Debe haber una permanente coordinación respecto a las acciones del partido, a las tareas de gobierno y a la actividad parlamentaria, cumpliendo cada quien con sus funciones y responsabilidades.
Está el caso de las alianzas: no pueden repetirse las alianzas electorales con partidos que mantienen posiciones diametralmente opuestas a las del PRD en cuestiones fundamentales de carácter nacional, como sucedió respecto al Partido Acción Nacional en Puebla, Sinaloa y Oaxaca, donde ganaron los candidatos de esas coaliciones, y Durango, donde se perdió, en sus pasadas elecciones locales, pues llevan a situaciones como las vividas en la reciente elección federal, en las que los gobiernos locales elegidos se enfrentaron a la disyuntiva de inclinarse hacia uno u otro lado, fallando, necesariamente, con respecto a uno o incluso a los dos aliados. Las alianzas electorales deben darse con fuerzas afines en lo fundamental, tanto en lo que respecta a lo local como a lo nacional, y siempre con base en propuestas transparentes respecto a cómo se enfrentarán las cuestiones locales, cuáles serían las agendas legislativas y qué actitud se asumiría en relación a los problemas nacionales, sobre todo aquellos que resultan en confrontaciones del PRD con otras fuerzas políticas nacionales, independientemente que sea con éstas o no la alianza proyectada. Respecto a las alianzas, debe quedar claro y hacerse público también cómo se daría la participación no sólo en lo que hace a las candidaturas, sino también respecto a la participación en el gobierno que se pretende alcanzar.
La elección de julio dejó ver no sólo transgresiones a la ley que se mantienen hasta ahora –y es muy probable se mantengan y así queden- en la impunidad, y la necesidad de una revisión a fondo y de reformas a la legislación electoral, lo que deberá ser una cuestión prioritaria para las fuerzas democráticas del país en estos tiempos inmediatos por delante.
Si la ley se transgrede, por ejemplo, por excesos respecto a los gastos legales de campaña, la sanción no debe ser, como marca la ley vigente, sólo de carácter monetario; el fallo de la autoridad y en su caso la sanción correspondiente, tendría que emitirse y en su caso aplicarse, antes de las fechas en que los cargos involucrados deban asumirse; y, lo más importante, si la ley es atropellada por un candidato y/o por un partido y estos resultan ganadores precisamente por el atropello a la ley, la sanción a los transgresores debiera ser, sobre todo e independientemente de la monetaria, la de perder la posibilidad de ocupar el cargo por el que se contendía, la pérdida de derechos políticos del o de los respectivos candidatos, la pérdida del registro del partido político en cuestión y eventualmente la anulación de la elección de que se trate, debiendo la autoridad electoral emitir sus fallos, como antes se señala, en fecha previa a la de asunción de los cargos involucrados.
Para lograr un posicionamiento claro en lo ideológico y programático, las fuerzas progresistas deben presentar propuestas claras a la ciudadanía y a la nación.
En el terreno internacional y en el de la solidaridad y la cooperación con fuerzas afines del exterior, considero dos como los grandes temas o proyectos a impulsar: 1) la lucha por un orden mundial equitativo, de respeto pleno a la autodeterminación, sin imposiciones hegemónicas, de paz y cooperación solidaria; y 2) la lucha por la integración política y económica de los pueblos y naciones de América Latina y el Caribe.
En lo nacional, considero mantiene vigencia la Propuesta Programática 2012 que presentara el grupo Un México para todos al Movimiento Progresista en febrero pasado, de la que a continuación resalto algunos puntos que considero prioritarios:
• el reconocimiento y cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés, empezando por las reformas constitucionales en materia de derechos y culturas indígenas (lo que corrientemente se ha llamado la Ley COCOPA), en los términos aprobados por la Comisión de Concordia y Pacificación en 1996;
• la puesta en marcha de una reforma fiscal integral, que aporte los recursos de inversión necesarios para garantizar un crecimiento económico con suficiencia en el largo plazo, que permita satisfacer las necesidades de empleo, ingreso y servicios de la población;

• reformar la legislación del Banco de México para agregar a sus funciones el fomento al crecimiento económico y la protección y generación de empleo; crear un verdadero sistema de planeación del desarrollo nacional, con visión de largo plazo, planes de cumplimiento obligatorio para el sector público, que consideren presupuestos plurianuales para proyectos y programas de ejecución plurianual, así como la supervisión y rendición de cuentas ante el Congreso;

• cancelar la concesión de la explotación minera de San Javier, en San Luis Potosí, así como de todas aquellas que atropellen los derechos y tradiciones de las comunidades originarias y/o no cumplan cabalmente con la legislación ambiental;

• reconstituir la banca de fomento e impulsar el fortalecimiento y de hecho la creación de una banca comercial mexicana;
• recuperar una política de industrialización sustentable; instrumentar una política social de derechos universales a la alimentación, la educación, la salud, la cultura, la vivienda, que substituya a las políticas asistencialistas neoliberales;
• llevar a cabo las reformas de ley necesarias para hacer exigible ante el Estado, el ejercicio de los derechos ya reconocidos en la Constitución al trabajo, a la salud, a la vivienda;
• establecer un sistema de seguridad social universal (salud, pensión de retiro, seguro de desempleo), no vinculado a la condición laboral;
• realizar una reforma laboral que promueva una mayor movilidad, no para facilitar el despido como lo demandan los grupos conservadores, sino para corresponderse con las transformaciones que han ocurrido en el mundo del trabajo como efecto de los avances tecnológicos y la globalización de la economía, que preserve los avances en los derechos laborales logrados en años de lucha, prohíba los contratos de protección, elimine la cláusula de exclusión y la toma de nota, dé transparencia al manejo de los recursos sindicales y garantice los derechos de asociación y negociación colectiva;
• fortalecer al Estado laico mediante reformas constitucionales y legales, así como en los programas y las prácticas políticas del Estado;
• aprobar la reforma propuesta al artículo 40 constitucional, que incluye la laicidad como característica esencial de nuestra República, y revertir la reciente reforma al artículo 24 constitucional, que abre la posibilidad de otras reformas regresivas a la ley fundamental; garantizar la igualdad de género en materias política, social, laboral, cultural y de oportunidades;
• garantizar igualmente los derechos a la preferencia sexual, de procreación y salud reproductiva; impulsar las legislaciones que permitan las uniones entre personas del mismo sexo y los derechos de adopción con independencia de las preferencias sexuales;
•  y, revertir las legislaciones oscurantistas en aquellos Estados en los que se han cancelado los derechos de las mujeres a decidir sobre su cuerpo;
• imponer un cambio efectivo a las políticas de combate a la delincuencia organizada para garantizar la paz pública y la seguridad de los habitantes del país, prestando atención prioritaria al seguimiento del dinero sucio y al patrimonio surgido de la delincuencia, y retirando y substituyendo gradualmente, en el tiempo más corto posible, a las Fuerzas Armadas en toda responsabilidad policíaca;
• promover los acuerdos internacionales que garanticen los derechos laborales y ciudadanos de los migrantes mexicanos en el extranjero e instrumentar políticas de respeto a los derechos y protección a los migrantes de otros países en territorio nacional, sancionando con rigor a quienes falten a esas obligaciones de solidaridad humana;
• recuperar la función social de la tierra, tanto rural como urbana, evitando las concentraciones de propiedad que distorsionen la equidad en el desarrollo;
• recuperar productivamente al campo, fortalecer la economía rural y garantizar la autonomía alimentaria;
• proceder al saneamiento del sistema de justicia, con participación y en coordinación con el Poder Judicial;
• fomentar el desarrollo de las energías alternativas (solar, eólica, de la biomasa, etc.), estimulándolo con medidas fiscales y una adecuada reglamentación de las inversiones en ese campo;
• hacer efectiva la universalización de la educación obligatoria;
• garantizar acceso y permanencia en la educación pública en todos sus grados, a todo aquel que satisfaga los requerimientos académicos;
• crear nuevas universidades públicas y fortalecer la educación superior, la investigación científica y el desarrollo tecnológico;
• destinar mayores recursos presupuestales a la cultura, impulsar su descentralización y establecer incentivos fiscales para creadores y divulgadores, así como para el rescate y protección de bienes patrimoniales;
• fomentar y proteger las expresiones de las culturas tradicionales;
• reformar la legislación en materia de medios de comunicación electrónicos para garantizar presencia equitativa al Estado, la sociedad y la iniciativa privada en el espectro comunicacional;
• crear un órgano regulador autónomo que garantice eficacia y equidad en el otorgamiento y control de concesiones para la utilización del espectro radioeléctrico;
acelerar el apagón analógico y la adopción de tecnologías de punta en el sector de las comunicaciones, abriéndolo a nuevas alternativas comunitarias, regionales, de instituciones de educación superior y comerciales, evitando su monopolización;
• cerrar el paso a la pretensión de autorizar inversión extranjera hasta del 100% en empresas del área de las telecomunicaciones;
• suprimir la representación proporcional en el Senado de la República, que rompe y vulnera la paridad de la representación de las entidades federadas en ese cuerpo;
• abrogar la Ley de asociaciones público privadas;
• pugnar porque cobre vigencia en la práctica internacional la Carta de deberes y derechos económicos de los Estados, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1974 por 120 votos contra 6 y 10 abstenciones.
En el curso de la campaña electoral, desde las posiciones entreguistas, se declaró que para reactivar la economía y en particular para un mejor desarrollo de la industria petrolera era necesario abrir Pemex a la inversión privada. Aun cuando no se precisó el alcance de esta medida, en la izquierda debe pensarse que lo que la reacción entreguista pretende es llevar a cabo una reforma constitucional para que el Estado pierda la exclusividad en la gestión de la industria petrolera y por lo tanto, para que esta no se maneje más en función del interés público y nacional, como debiera ser, sino de acuerdo a intereses privados y en su caso ajenos al país.
El petróleo y de modo más general los hidrocarburos, constituyen para México recursos de carácter estratégico para la conducción y el estímulo a su crecimiento económico y desarrollo en lo general, como son estratégicos estos mismos recursos para otros países, u otros recursos, como el agua para Canadá y el cobre para Chile.
Nuestra Constitución establece la exclusividad de la Nación para llevar a cabo la explotación de los hidrocarburos que constituyen la industria petrolera, esto es, según la define la Ley reglamentaria del artículo 27 constitucional: la exploración, la explotación, refinación, transporte, almacenamiento, la distribución y las ventas de primera mano del petróleo y los productos que se obtengan de su refinación.
Petróleos Mexicanos (Pemex) no es sino el organismo al través del cual el Estado mexicano gestiona la industria petrolera, aprovechando y en su caso transformando mediante procesos industriales recursos naturales que el propio Estado le asigna. Privatizar los activos de Pemex –pozos en producción, refinerías, ductos, equipos de transporte, edificios de oficinas, etc.- sería un paso grave, pero entregar a intereses ajenos a los de la nación los recursos naturales que de manera exclusiva gestiona y transforma Pemex por mandato del Estado, significaría lesionar la seguridad energética de la nación, perder la seguridad de los ingresos que la industria petrolera aporta a las finanzas públicas y, lo reitero, dejar que un recurso estratégico se manejara en función de intereses particulares y no de acuerdo al interés público y nacional, condición a la que, por cierto, se debe regresar.
La política petrolera a instrumentarse en el futuro debe tener, entre otros objetivos, prolongar lo más posible la vida de las reservas, satisfaciendo al mismo tiempo las demandas nacionales de hidrocarburos; desarrollar las cadenas productivas de la industria petrolera con el fin de agregar valor a los productos, generar empleos y estimular los desarrollos regionales; y prever con anticipación las medidas a tomar para llevar a cabo la transición energética con los menores costos económicos y sociales posibles, alentando al mismo tiempo la utilización de energías alternativas o no convencionales.
Las decisiones relativas a una política petrolera con estos objetivos sólo pueden ser tomadas por el Estado, que debe dar mandato a Petróleos Mexicanos sobre cómo desarrollar las actividades que le tiene encomendadas. Por otro lado, para instrumentar esta política será necesario llevar a cabo cambios tanto en la relación de Petróleos Mexicanos con el Estado como en los mecanismos de gestión del organismo.
Debe transformarse a Petróleos Mexicanos en una verdadera empresa del Estado con autonomía presupuestal y de gestión, para lo cual es necesario reformar los artículos 25 y 28 constitucionales.
Se requiere asimismo transformar a la Comisión Nacional de Hidrocarburos en un organismo independiente de la Secretaría de Energía, para lograr un mejor control del recurso natural existente en los yacimientos, de manera independiente de Pemex; para lograr mayor eficiencia en el registro y administración de las reservas: auditar su magnitud y supervisar las actividades de exploración y extracción, las tecnologías y procedimientos utilizados para asegurar la sustentabilidad de los yacimientos y evitar prácticas como la quema y venteo extraordinarios de gas natural en la atmósfera. En paralelo, deberá reformarse la Ley de Petróleos Mexicanos para establecer con claridad el mandato del Estado respecto a los lineamientos de operación del organismo (que a partir del mandato debe operar con plena autonomía) en materia de reservas, extracción, transformación de hidrocarburos –refinación, petroquímica y otras producciones de la cadena petrolera-; la obtención con los menores costos posibles de los productos y servicios que se vendan o se presten; los marcos de su organización interna y de sus órganos de gobierno; las responsabilidades en la planeación de sus actividades; los esquemas de administración de sus ingresos, los pagos en su caso de derechos y contribuciones, la coordinación con el sector público y su relación con terceros.
La concesión de autonomía presupuestal y de gestión a Petróleos Mexicanos debe entenderse como la facultad y responsabilidad del organismo para hacerse cargo del manejo de sus ingresos, las inversiones para la expansión de sus actividades y el buen mantenimiento de sus instalaciones, el pago de derechos, impuestos y dividendos, en este caso, a la hacienda pública federal.
Petróleos Mexicanos debe funcionar como una entidad integrada y contar con la necesaria flexibilidad para reorganizar en caso dado su estructura corporativo-administrativa.
Es urgente, en un primer esfuerzo, aumentar la capacidad de refinación de Pemex en el orden de los 600 mil barriles diarios, a fin de mejorar las condiciones de seguridad energética del país y de disminuir la importación de combustibles, que constituye una seria sangría a las finanzas nacionales.
Existe un alto déficit en el suministro de gas natural en el país, por lo que Pemex debe acelerar la exploración e incorporación de nuevas reservas de este energético. Por otra parte, el país posee una de las más importantes reservas mundiales del llamado shale gas, las que requieren ser debidamente evaluadas para incorporarse como tales al patrimonio evaluado de la nación.
En los primeros años del periodo neoliberal se abrieron a la inversión privada tanto la petroquímica como el transporte y almacenamiento de gas natural. Las inversiones no fluyeron a estos sectores, que se han mantenido estancados por más de veinte años, a pesar de ser piezas fundamentales de la infraestructura y de la producción que requiere el país para crecer.
En relación al gas natural, es preciso que Petróleos Mexicanos, conjuntamente con las empresas concesionarias, acuerden la ampliación de la red de gasoductos troncales y las redes de distribución secundarias, para mejor aprovechar las oportunidades que se están abriendo con los descubrimientos recientes de nuevas fuentes de gas.
La posibilidad de disponer de gas a bajo precio, como se presenta la actual situación mundial, debe ser aprovechada para reactivar e impulsar el desarrollo de la industria petroquímica nacional, que, como se ha señalado, pasa por una larga fase de estancamiento. En este caso, se abren posibilidades muy amplias para inversiones de todo tipo: privadas, tanto nacionales como extranjeras, y de Pemex, por sí o en asociación con otros inversionistas.
La defensa de la industria petrolera al servicio de la nación, el recuperar el rumbo para que contribuya a la generación de empleo, la industrialización y a un crecimiento sostenido de la economía, resulta fundamental para los destinos de la nación y se constituye hoy, por lo tanto, frente a las acechanzas del entreguismo y la reacción, en la primera prioridad en la lucha política de toda organización y todo individuo que se reconozca en las izquierdas del país.

Publicado en RECOMENDACIÓN DE ARTÍCULOS DE OTROS AUTORES | Deja un comentario

Federico Mayor Zaragoza: La educación, base de la democracia

Federico Mayor Zaragoza: La educación, base de la democracia

En primer lugar nos hemos de preguntar qué es la democracia. El término democracia es de origen griego y significa “el pueblo”. Es el pueblo el que manda, es la voz del pueblo la que interpretan las autoridades para poner en práctica la voluntad del pueblo, no su autoridad. Es esta la diferencia entre la democracia, la autocracia, la plutocracia, la oligocracia, la burocracia, la tecnocracia. Es realmente toda la toda la gente, todos los ciudadanos los que mandan. Y para que una democracia sea realmente genuina, todos los ciudadanos han de tener la posibilidad de expresarse, de participar.

Si no participamos, no somos ciudadanos; nos cuentan, pero no contamos.

Descartes dijo “pienso, luego existo”. Si pienso quiere decir que soy, y si no pienso no soy un ser humano, el cual tiene una desmesurada capacidad de crear, de inventar, de imaginar, que no tiene ningún otro ser vivo. Pero también somos capaces de sentir y de reflexionar sobre estos sentimientos. También podemos decir “participo, soy ciudadano”. Si no participamos, no somos ciudadanos; nos cuentan, pero no contamos. Nos tienen en cuenta cuando llegan las elecciones, cuando se hacen encuestas de opinión, pero cuando contamos es cuando somos ciudadanos de verdad.

Nos hemos de educar para ser realmente capaces de actuar como ciudadanos…

Nos hemos de educar para ser realmente capaces de actuar como ciudadanos en plenitud, de participar, de disentir, de renunciar, de aplaudir, pero no porque nos digan que lo hemos de hacer, no porque alguien nos de instrucciones como si sólo fuéramos marionetas. Lo hago porque quiero, porque he reflexionado, he meditado.

Nos dicen que estamos en la sociedad del conocimiento, pero no es cierto. Estamos en la sociedad de la información.

Vivimos en un momento en el que normalmente sólo somos espectadores, receptores de información. Nos dicen que estamos en la sociedad del conocimiento, pero no es cierto. Estamos en la sociedad de la información. Hay algunos ciudadanos privilegiados y tenemos unos medios de información fantásticos, pero son medios de información, no de conocimiento. Hay una gran diferencia.

El conocimiento es el que se produce como consecuencia de la reflexión, del pensamiento… …hemos de educar para conocer, para ser.

El conocimiento es el que se produce como consecuencia de la reflexión, del pensamiento, y se convierte en una respuesta personal. Tener estas respuestas personales, tener esta posición personal, esta soberanía personal, hacer lo que yo quiera y no lo que me dicen que haga, actuar de acuerdo con mi conocimiento y no con lo que me puedan decir desde fuera es fundamental para que haya esta participación ciudadana, para que los ciudadanos puedan ser agentes y factores de una democracia auténtica, genuina. Pero esto lo hemos de educar desde el primer momento, hemos de educar para conocer, para ser.

…hemos de aprender a conocer, a hacer, a ser y a vivir juntos.

Jacques Delors, en la comisión que ha presidido para la educación para el siglo XXI, ha dicho que hemos de aprender a conocer, a hacer, a ser y a vivir juntos. Vivir juntos es fundamental porque democracia también es diversidad, es pluralidad, quiere decir que todos somos únicos, que todos somos diferentes, de una manera absolutamente extraordinaria, pero que al mismo tiempo todos nos reunimos porque estamos de acuerdo con unos principios universales. Estos principios universales están bien reflejados en la Declaración de los derechos humanos del año 1948, que constituye una especie de horizonte ético o moral de la humanidad. Todos estamos de acuerdo con la justicia, la libertad, la igualdad, la solidaridad intelectual y moral, como dice la constitución de la Unesco. Estos principios democráticos son como un pilar, las vigas que aguantan todo el edificio.

Todo esto es posible si, a la vez, cada uno de nosotros somos únicos y diferentes, y tenemos nuestra manera particular de pensar y de ver las cosas.

Todo esto es posible si, a la vez, cada uno de nosotros somos únicos y diferentes, y tenemos nuestra manera particular de pensar y de ver las cosas. Esta diversidad es nuestra riqueza y, al mismo tiempo, el hecho de estar unidos por estos grandes valores universales es nuestra fuerza. Diversidad, riqueza, unión son la fuerza. Esto es lo que hace una democracia auténtica.

Normalmente hablamos de democracia a escala local, de democracia a escala nacional. Nuestro país tiene unas comunidades autónomas que marcan esta diversidad, unas lenguas diferentes, una historia diferente, y estamos todos reunidos en un mosaico muy bonito, muy plural y muy fuerte. A la vez formamos parte de Europa y del mundo. Somos ciudadanos del mundo.

…todos formamos parte de espacio en el que todas las culturas se han de encontrar y han de interactuar.

Cuando el año 1945, después de aquella guerra terrible, del genocidio, de las prácticas más abominables de destrucción y humillación, se reúnen en San Francisco para redactar la primera carta de las Naciones Unidas, que se unían porque creían en alguna cosa todas juntas, dicen “nosotros los pueblos”, no dicen “nosotros los estados” o “nosotros las naciones”, dicen “nosotros los pueblos”, porque hoy ya todos los pueblos formamos parte de esta visión extraterritorial del mundo, ya todos formamos parte de espacio en el que todas las culturas se han de encontrar y han de interactuar.

En este espacio supranacional hoy no tenemos, por desgracia, un marco democrático, un marco ético, un punto de referencia.

En este espacio supranacional hoy no tenemos, por desgracia, un marco democrático, un marco ético, un punto de referencia. Mucha gente hace dinero de una manera opaca, turbia, y después lo blanquea, motivo por el cual se pide que se cree una autoridad internacional para que pare este tráfico de capitales intolerable; también hay pero, un tráfico de armas que representa dos mil millones de dólares cada día.

¿Os imagináis qué quiere decir un mundo en el que la fuerza es mucho más importante que el medio ambiente, que la lucha contra la pobreza y que proporcionar alimentos y agua a todo el mundo? ¿Os podéis imaginar qué es que en los países pobres no se pueda curar el sida porque dicen que el tratamiento es demasiado caro, cuando nos gastamos cada día dos mil millones de dólares en armamento? ¿Os podéis imaginar lo que es un mundo a escala internacional en el que cada día quemamos sesenta y seis millones de barriles de petróleo? ¿Os podéis imaginar un mundo en el que cada día llegan a la piel de la Tierra doscientas cincuenta y cuatro mil personas más, la cual cosa quiere decir que cada cuatro días tenemos un millón de personas más sobre la Tierra?

…ya hemos tenido suficiente violencia, lo hemos pagado muy caro.

Este es el mundo que tenemos, y es aquí, en esta democracia a escala internacional, donde hemos de actuar, y nos hemos de educar para esta democracia. Si no lo hacemos así, cada vez habrá, tal y como está pasando, una minoría de gente que acumulará riqueza frente a la inmensa mayoría que vivirá en unas condiciones absolutamente inhumanas, con la cual cosa, poco a poco, irán fermentando sentimientos de agravio, de animadversión, de odio, de violencia, e incluso de agresión. En una palabra, tendremos una gran inestabilidad, una situación de absoluto oprobio de mucha gente, de humillación de muchos de los que son nuestros hermanos y hermanas de todas las partes del mundo. Y llegará un momento en que esto provocará otro conflicto, otra guerra, y otra reacción de violencia. Y ya hemos tenido suficiente violencia, lo hemos pagado muy caro.

El siglo que ahora se acaba ha sido fantástico, hemos descubierto muchas cosas: los antibióticos, la vacuna contra la poliomelitis. Recuerdo que en la década de los cuarenta, cuando le decía a mi madre que me dolía la rodilla, se ponía blanca porque podría ser una poliomelitis. Todo esto ya ha pasado y hemos de ser conscientes de que ha sido maravilloso, pero al mismo tiempo nos hemos matado los unos a los otros de manera contínua.

…ha de haber democracia a nivel internacional, y ésta tiene un nombre: Naciones Unidas.

Hemos tenido dos grandes guerras –por cierto, no originadas en Africa o Asia, sino en el corazón de Europa  – y hemos tenido un imenso número de conflictos que han hecho que mucha gente diera lo único que tenía: su propia vida. Por tanto, ha de haber democracia a nivel internacional, y ésta tiene un nombre: Naciones Unidas. Últimamente los países más poderosos – incluyendo España – tienen una posición de recelo, de ir convirtiendo poco a poco a esta gran institución, que es un ámbito, un espacio de democracia y de referencia ética, en una organización para después del conflicto, postconflicto, y no para evitar la guerra, tal como dice la carta: “Nosotros los pueblos, hemos decidido evitar a nuestros hijos el horror de la guerra”.

Pero ahora ya no, ya no es para la construcción, para evitar el conflicto; es para actuar después del conflicto. Por tanto, están desarrollando las acciones humanitarias, las acciones de los refugiados, de los desplazados, de los heridos, de los cambios de prisioneros. Todo esto son acciones humanitarias muy buenas, pero todo esto es para la Cruz Roja.

La violencia es incompatible con la democracia. La impunidad es incompatible con la democracia.

La sociedad de naciones, las Naciones Unidas, lo que han de hacer es evitar la guerra, es la paz. Porque si no, cuando hay guerra, no hay democracia; cuando hay violencia ésta lo ocupa todo. Que nadie se engañe: la violencia es incompatible con la democracia. Cuando quien la hace no la paga, cuando hay impunidad – ahora se ha visto a escala mundial con el caso Pinochet  – no hay democracia. La impunidad es incompatible con la democracia.

Por tanto, tenemos un círculo interactivo que también podría ser un triángulo, donde cada uno de los ángulos debe interactuar de manera continua con los otros. La paz, para que dure, ha de tener un desarrollo justo, una distribución justa. Esto sólo se puede imaginar si hay un sistema de democracia, es decir, la voz del pueblo, que protesta si las cosas no van bien.

No ha habido nunca ningún sistema autoritario en el que las leyes hayan sido justas.

La paz es el fruto de la justicia, se ha repetido muchas veces. Creo que es así, y para que la ley sea justa, hace falta la voz del pueblo. No ha habido nunca ningún sistema autoritario en el que las leyes hayan sido justas. ¿Por qué? Porque hay el silencio, el pueblo no existe, sólo los que mandan son los que dictaminan. Esto se justifica diciendo que es el imperio de la ley. Pero, ¿había ley en Weimar cuando estaba Hitler?, ¿o en la Unión Soviética cuando estaba Stalin?. Lo que hemos de hacer es transformar la legalidad en justicia, precisamente por la intervención, por la participación de los pueblos cuando hay un sistema democrático.

La interacción entre paz, democracia y desarrollo es la manera de comprender porqué la democracia es nuestra esperanza, porqué hoy es tan relevante desde todos los puntos de vista.

…me preocupa la capacidad de expresión, porque uno puede ser libre para expresarse pero no tener la capacidad para hacerlo porque no lo han podido educar.

He hablado de la libertad de expresión como uno de los derechos humanos fundamentales, pero me preocupa la capacidad de expresión, porque uno puede ser libre para expresarse pero no tener la capacidad para hacerlo porque no lo han podido educar. Esto me ha hecho admirar mucho a mi padre y a mi madre, que sólo tuvieron una educación primara muy corta, y que gracias a su trabajo y a su formación personal desarrollaron su personalidad y capacidad creativa y participativa.

La tolerancia no es indulgencia, la tolerancia es ponernos en la piel de los otros…

Esto lo hemos de incorporar hoy de manera decidida en la educación a todos los niveles. Nos hemos de dar cuenta de que ser ciudadanos del mundo, que hemos de conocer la historia, que hemos de pensar en el futuro y sobretodo,  hemos de saber que hay unos valores fundamentales para educar en la democracia, en la tolerancia. La tolerancia no es indulgencia, la tolerancia es ponernos en la piel de los otros, la tolerancia es actuar como si estuviésemos en el papel de la persona en la que estamos pensando, o que nos sirve de referencia. En una palabra, la alteridad es fundamental para que esta democracia sea genuina, sea fuerte, sea una democracia consolidada.

La educación es por tanto la que nos da esta capacidad de actuar por nosotros mismos, pero hemos de tener tiempo para pensar, hemos de tener tiempo para disentir, hemos de tener tiempo para no ser dóciles.

He citado muchas veces los poemas del Llibre d’hores, de Jesús Massip, que a mi me encantó. El otro día le dije que es genial tener esta reflexión sobre la docilidad a medida que pasa el tiempo. En su libro dice que las horas volverán y nos encontrarán hechos y dóciles.

Pues bien, la democracia pide – y la educación para la democracia pide – que cuando las horas vuelvan nos hallen siempre indóciles. Ésta ha sido para mi una de las grandes lecciones de mi padre, la permanente disposición al disentimiento como una exigencia ética, es decir, yo no puedo decir que estoy de acuerdo si no lo estoy, pero esto sin violencia, nunca la violencia, la violencia genera violencia. Pero con firmeza, con perseverancia, hemos de decir “no, con esto no estoy de acuerdo”. Sólo de esta manera podremos cambiar las cosas.

o se han de aceptar nunca las cosas tal y como son, si hacemos esto nunca tendremos un sistema democrático justo…

Hay una anécdota de hace siete u ocho años, cuando estaba en las Naciones Unidas. Un día mi padre me preguntó como iba la UNESCO, y le dije que iba mejor, y me respondió si realmente iba mejor o si es que yo me estaba volviendo dócil. Esto es lo que nos hemos de plantear todos los días: ¿las cosas van mejor o es que nos dejamos llevar por el viento?, ¿nos dejamos arrastrar y decimos que no hay nada que hacer y que debemos aceptar las cosas como son? ¡No señor!. No se han de aceptar nunca las cosas tal y como son, si hacemos esto nunca tendremos un sistema democrático justo, si nos dejamos arrastrar por estos grandes vendavales de uniformismo, de gregarización, no seremos nunca lo que cada ser humano ha de ser, que es ésta soberanía personal, esta capacidad de hacer el diseño de la propia vida.

He hablado de la necesidad de la existencia de una institución a escala supranacional, las Naciones Unidas, que se han de ayudar y reforzar, y de hecho, se están debilitando. Quiero acabar haciendo referencia a la sociedad civil, que ha de tener un papel más relevante por medio de las organizaciones no gubernamentales.

Últimamente ha habido manifestaciones que demuestran que no están de acuerdo en cómo se están llevando buena parte de las grandes dimensiones de la cooperación internacional, las acciones financieras, las instituciones internacionales, el Fondo Monetario, el Banco Mundial, etc.

Hace falta una red mundial de pensamiento de las organizaciones no gubernamentales.

Quiero hacer una reflexión muy rápida sobre la importancia de establecer una especie de red, a la cual cosa, entidades como la Universitat Oberta de Catalunya, nos pueden ayudar, porque tienen la capacidad de dominar estos medios informáticos y establecer unas grandes redes a escala mundial. Si no se crea una red mundial de pensamiento de las organizaciones no gubernamentales que quieren aumentar la cooperación internacional, no se podrá porque nuestros interlocutores son demasiado altos, demasiado grandes. Se está produciendo la llamada megafusión de empresas, de instituciones… y los estados tienen cada vez un papel más reducido porque sólo pueden actuar a escala nacional y ellos también se han de reunir, han de hacer uniones como la Unión Europea. Hasta ahora han sido uniones económicas, pero pueden llegar a ser uniones de política y estrategia, entonces tendrán más importancia, por eso han de tener lazos de unión que no sean sólo el dinero. Esto también lo hemos dicho siempre en casa: “a los amigos ni un duro; el dinero divide, no une”. Lo que une es lo que pensamos por igual, en la misma dirección, que sentimos los mismos valores. Esto es lo que puede unir a Europa, que sería la Europa de las luces, de la democracia, de la inspiración, de la abertura.

Cicerón nos engañó, porque nos dijo “si quieres la paz, prepara la guerra”…

Universitat Oberta, oberta significa abierta, pero no a Cataluña, sino desde Cataluña para todo el mundo, y esto es lo que hemos de hacer nosotros desde Tortosa, desde Cataluña, desde España, desde Europa. Europa ha estado demasiado cerrada. Europa se ha ido protegiendo. Hablamos de mercado libre: ¿Qué mercado libre?. El mercado agrícola de la Unión Europea es uno de los más cautivos del mundo, uno de los más protegidos. Por tanto, hemos de conocer desde nuestra realidad, la realidad del mundo, y de esta manera vivir ya el llamado pueblo global y poder tener una democracia global y practicarla como ciudadanos del mundo, que es lo más importante hoy en la educación para la democracia.

Si queremos la paz hemos de preparar la paz.

He favorecido el concepto de cultura de paz y de la no violencia ante el de cultura de imposición, de fuerza, que siempre ha estado presente en nuestra historia. Cicerón nos engañó, porque nos dijo “si quieres la paz, prepara la guerra”, y claro, hemos estado preparando la guerra, y cuando preparas la guerra haces la guerra. Ahora nos hemos dado cuenta, pero muy tarde, de que hay que preparar la paz. Si queremos la paz hemos de preparar la paz.

Sin violencia hemos de procurar poner finalmente en práctica lo que antes os decía: “nosotros, los pueblos, hemos decidido evitar a nuestros hijos el horror de la guerra”.

Pues bien, hay que sustituir esta imposición: soy más grande que tu, soy más fuerte que tu, soy más rico, y por tanto me has de obedecer, yo mando y tu has de hacer lo que yo quiero. Todo esto se ha de acabar, y lo hemos de sustituir por una relación de diálogo, de comprensión, de discusión. Sin violencia hemos de procurar poner finalmente en práctica lo que antes os decía: “nosotros, los pueblos, hemos decidido evitar a nuestros hijos el horror de la guerra”.

Federico Mayor Zaragoza

Federico Mayor Zaragoza como ponente en el curso de verano de la Universidad Internacional de Andalucía 2007 “Interculturalidad, diálogo interreligioso y comunicación”.

Ministro de Educación y Ciencia

Nacimiento

27 de enero de 1934 (78 años) Barcelona

Federico Mayor Zaragoza (nacido en Barcelona, España, 27 de enero de 1934) es un alto funcionario internacional español. Fue Director General de la Unesco entre 1987 y1999.

Mayor Zaragoza es doctor en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid(1958). Inició su carrera profesional en el mundo académico, alcanzando el puesto deCatedrático de Bioquímica de la facultad de Farmacia de la Universidad de Granada en1963, y de Rector de dicha Universidad entre 1968 y 1972. Ese mismo año obtuvo la Cátedra de Bioquímica de la Universidad Autónoma de Madrid, cargo que ha ocupado hasta 2004. Fue nombrado Vicepresidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en 1971 y posteriormente Presidente en Funciones (1972-1973). Cofundador en 1974 del Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa” (CBM), y director del mismo hasta 1978.

Desempeñó cargos políticos: Subsecretario de Educación y Ciencia del gobierno español 1974-1975, presidido por el General Franco, diputado en el Parlamento de España (1977-1978) por UCD, ya en la transición política, Consejero del presidente del gobierno (1977-1978), Ministro de Educación y Ciencia (1981-1982) y diputado en elParlamento Europeo (1987).

En 1978 fue nombrado Director General Adjunto de la Unesco, puesto que desempeñó hasta su regreso a España en 1981.

En 1987, la 24ª Conferencia General de la UNESCO lo eligió como Director General, cargo en el que permaneció hasta 1999.

Desde el año 2000 preside la Fundación para una Cultura de Paz. Es Presidente del Consejo Científico de la Fundación Ramón Areces desde 1993. En 2005 fue designado copresidente del Grupo de Alto Nivel para la Alianza de Civilizaciones, por el el Secretario General de las Naciones Unidas. En junio de 2008 fue nombrado Presidente del Consejo Directivo de la Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS). Actualmente Preside la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte, nombrado por el Gobierno español en octubre de 2010.

Es miembro de múltiples organizaciones, academias y asociaciones nacionales e internacionales, entre otras: Sociedad Española de Bioquímica (1964) de la que fue presidente (1970-1974), Asociación Americana para el Fomento de la Ciencia (1965), Sociedad de Bioquímica del Reino Unido (1966), Real Academia Nacional de Farmacia(1975), Club de Roma (1981), Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1994), Academia China de Ciencias (1994), Academia Rusa de Ciencias (1999), Real Academia Nacional de Medicina (2002) y de la Academia Europea de Ciencias y Artes.

Ha recibido condecoraciones y distinciones de diferentes países y ha sido nombrado Doctor Honoris Causa por numerosas universidades nacionales e internacionales.

En el 2007 fue premiado con el reconocimiento Madre Terra de los Premios ONES Mediterránia por su trayectoria en la lucha por la igualdad, la justicia social y medio ambiental.

En el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía celebrado el 19 de febrero de 2008 fue nombrado Hijo Predilecto de la comunidad. Recibe esta condecoración en un acto celebrado el 28 de febrero del mismo año en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, dentro de los actos del Día de Andalucía.

Publicado en RECOMENDACIÓN DE ARTÍCULOS DE OTROS AUTORES, Uncategorized | Deja un comentario

DECLARACIONES INDIGNANTES

Los recientes accidentes y homicidios que ha habido en el país no le importan y se conduele de lo que pasa en el extranjero, y no en cualquier parte, en Cuba.
¿Y los muertos del autobús en Nayarit?, ¿y los indocumentados que acaban de morir en Texas, también en un accidente?, ¿y las víctimas de su guerra sangrienta?

Y esto, sin contar los indignantes sucesos en Ecatepec y Valle de Chalco, en donde dos jovencitas acaban de ser violadas y asesinadas. La primera de ellas, no obstante que había denunciado e identificado a su agresor, ante lo cual, las autoridades del ministerio público mostraron indiferencia y desprecio.

No se requiere ser de izquierda o de derecha, sino solamente SER HUMANO, para reaccionar con un gesto solidario.

Insisto, claro que es lamentable lo ocurrido con Osvaldo Payá, pero lo que aquí pasa y lo que él mismo ha provocado, ¿no le produce ningún sentimiento?. Ya no digamos un minuto, ¿ni un segundo de silencio?

Aquí la nota con sus manifestaciones de dolor:
El Universal iPhone: FCH pide minuto de silencio por muerte de disidente cubano. Lee la nota completa en: http://bit.ly/LJiKij

Publicado en OPINIONES Y REFLEXIONES | Deja un comentario